¿Quién es Juliu Horvath?

Jului Horvath, creador de Gyrotonic

Una clienta mía de GYROKINESIS®, enamorada del método hasta la médula, articula la frase: “¡Gracias, Juliu!” cada vez que un ejercicio le hace sentir bien (y no son pocas…). Y es admirable, la verdad, crear un método tan lógico, placentero, efectivo… Ella no le conoce, pero yo sí tuve la suerte de asistir a un curso impartido por él y es imponente, observador, espiritual.

Juliu Horvath

Juliu Horvath

¿Cómo llegó hasta ese lugar? Pues supongo que con una gran idea que se va gestando paulatinamente y que sólo unos pocos tienen.

¡El primer paso fue lesionarse! Después de varios años dedicados a la danza, desertó de su país, Rumanía, y recibió asilo político en EEUU, donde también desarrolló su carrera de bailarín. Una hernia de disco y una rotura del tendón de aquiles le hicieron replantearse su camino. Se mudó a la isla de Santo Tomás, en las islas Vírgenes, un lugar paradisíaco en el Caribe. ¿Quién no se mudaría ahí? Aquí comenzó a practicar meditación, yoga y a observar la naturaleza. Viendo y sintiendo que había cosas que su cuerpo necesitaba, comenzó a desarrollar su propio método.
Siete años ni más ni menos vivió en esa isla maravillosa. Después, ya recuperado y deseoso de compartir sus experiencias, volvió a Nueva York, donde comenzó a enseñar su “Yoga para bailarines”. Cuando su clientela ya no sólo eran bailarines, sino gente de todas las profesiones y condiciones físicas, desarrolló una versión simplificada, a la que llamó GYROKINESIS®, aunque mantuvo la anterior versión, que se conoce hoy como GYROKINESIS® Level 2.

Juliu Horvath, Creador del método Gyrotonic

Juliu Horvath, Creador del método Gyrotonic

Y así fue… De ahí hacia delante, supongo que fue una rueda que ya no podía parar o que él supo cómo seguir girando.
Pensó y construyó con sus propias manos una máquina que sirviera de apoyo y ayuda para realizar los movimientos que él consideraba mejoraban el estado general del organismo. Y así surgió GYROTONIC®.
Hoy en día es un sistema que se enseña y utiliza en 52 países y parece que Juliu Horvath no piensa, a sus 74 años, en la retirada, puesto que imparte cursos por todo el mundo y sigue desarrollando el método y el equipamiento. Qué más se puede decir… ¡Gracias, Juliu!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *